Inicio > Trabajos del CESE > Trabajos publicados > Nuevas monedas: los retos macroeconómicos, financieros y de sociedad
Nuevas monedas: los retos macroeconómicos, financieros y de sociedad

Nuevas monedas: los retos macroeconómicos, financieros y de sociedad

Tipo de texto : Dictamen
Tipo de consulta : Autoconsulta
Tramitada por : Sección de Economía y Finanzas

Ponente :

Pierre-Antoine GAILLY
Grupo de las empresas
Emitido el : 15/04/2015 | Representación : 2010-2015

La integración financiera europea, la reciente crisis económica y financiera y el amplio desarrollo digital han transformado profundamente el campo monetario, con la creación de nuevas monedas como el bitcoin y el desarrollo de medios de pago innovadores, presentados como "alternativas" al sistema monetario tradicional.

Nuevas monedas, llamadas adicionales, aparecen también en contextos locales donde el argumento de proximidad supera la innovación tecnológica y donde la necesidad de proponer soluciones que respondan, de forma diferente, a las necesidades de los usuarios traduce a menudo una voluntad de liberarse de los actores tradicionales de los circuitos monetarios.
 
Los actores económicos (consumidores, productores y bancos) son conscientes de las oportunidades que ofrecen estas monedas adicionales a las monedas soberanas, en términos de intercambios y de vínculo social, pero se desprende una necesidad de enmarcar las prácticas, para poder seguir su flujo y garantizar su estabilidad financiera.
 
Estas nuevas monedas no contemplan suplantar las monedas tradicionales; no cumplen necesariamente las funciones tradicionales de la moneda, lo que hace a veces que la frontera entre nueva moneda y medio de pago sea imprecisa. En esta etapa, una de las principales diferencias procede del hecho que estas herramientas no permiten hacer crédito. Demuestran, en cualquier caso, profundos cambios en nuestras sociedades: voluntad de promover intercambios locales por un lado, necesidad de un intercambio mundial facilitado por herramientas de pago transnacionales que se apoyan en impresionantes innovaciones tecnológicas.
 
Si ofrecen a menudo oportunidades bien acogidas por los usuarios, plantean agudos problemas en materia de vigilancia y de protección de los intereses individuales, pero también colectivos, suscitando un interés por parte de las autoridades monetarias y prudenciales, aunque, debido a su volumen, tienen poco peso en la actividad económica a nivel nacional y representan una ínfima parte de la masa monetaria.
 
En cualquier caso, esto demuestra todavía más la adaptabilidad de las monedas frente a las evoluciones de la sociedad, a los cambios en la forma de gobernanza, tanto como a los progresos técnicos y a la internacionalización de las economías.
 
En su proyecto de opinión sobre las "Nouvelles monnaies : les enjeux macro-écronomiques, financiers et sociétaux" ("Nuevas monedas: los retos macroeconómicos, financieros y de sociedad"), el CESE se propone analizar y evaluar los retos económicos, financieros y relativos a la sociedad de las monedas adicionales, respecto a las mutaciones históricas del sistema monetario. Considera que el papel de las monedas adicionales, virtuales o locales, se puede fomentar con tal que la transparencia y la seguridad permitan la confianza y la cohesión social en torno a la moneda creada, que las actividades financiadas así contribuyan fiscal y socialmente al funcionamiento general de la sociedad y que las ganancias en eficiencia en materia de costes (en el sentido completo) estén demostradas. El CESE formula un conjunto de preconizaciones concretas, con el fin de contribuir útilmente a los debates que emergen en Francia, sobre estos temas, a nivel parlamentario y, de forma más amplia, a nivel de la sociedad.