La adaptación de Francia al cambio climático mundial