Inicio > Trabajos del CESE > Trabajos publicados > Los desafíos de la prevención en materia de salud
Los desafíos de la prevención en materia de salud

Los desafíos de la prevención en materia de salud

Tipo de texto : Dictamen
Tipo de consulta : Consulta gubernamental
Tramitada por : Sección de Asuntos Sociales y Salu

Ponente :

Jean-Claude ETIENNE
Grupo de personalidades cualificadas
Christian CORNE
Grupo de personalidades cualificadas
Emitido el : 14/02/2012 | Representación : 2010-2015

La prevención en materia de salud es uno de los mayores desafíos de una política sanitaria demasiado centrada todavía en el aspecto curativo. Para el Consejo Económico, Social y Medioambiental, son varias las razones que demandan en la actualidad que Francia dé un nuevo impulso a su política preventiva:
• A título individual
A pesar de unos indicadores sanitarios buenos a nivel general, la mortalidad prematura es elevada y la esperanza de vida sin incapacidad más baja que en algunos países de la Unión Europea. Persisten las desigualdades sociales y regionales de acceso a la salud. La esperanza de vida de un ejecutivo a los 35 años es 6,3 años superior a la de un obrero.
• A nivel colectivo
El impacto del entorno y de las condiciones de vida reciben todavía una consideración insuficiente. No en vano, la contaminación atmosférica es responsable de 30.000 muertes prematuras en Francia, y persisten patologías como el saturnismo. Las condiciones de trabajo tienen asimismo su impacto, tanto más preocupante cuanto que la demografía de los médicos del trabajo se anuncia negativa.
La necesidad de aportar respuestas a los nuevos desafíos sanitarios: aumento de las enfermedades crónicas, alto nivel de adicciones y un consumo de medicamentos superior al de nuestros vecinos europeos.
Existen instrumentos para implantar una política de prevención más eficaz:
• aportando respuestas concretas a las deficiencias de nuestro sistema, a saber:
 - una identificación errónea de los fondos destinados a la prevención y a la curación (5.900 millones de euros se destinaron en 2010 a la prevención, a los que se añaden gastos estimados en 5.700 millones y computados en concepto de tratamientos curativos);
- una insuficiente investigación en epidemiología;
- una gobernanza compleja debido a la pluralidad de actores nacionales y locales, cuyas competencias están, a menudo, mal precisadas.
• aprovechando al máximo las potencialidades de los nuevos enfoques (neurociencias, telemedicina…).