Inicio > Trabajos del CESE > Trabajos publicados > Una escuela del 茅xito para todos
Una escuela del 茅xito para todos

Una escuela del 茅xito para todos

Tipo de texto : Dictamen
Tipo de consulta : Autoconsulta
Tramitada por : Secci贸n Educaci贸n, Cultura y Comunicaci贸n

Ponente :

Marie-Aleth GRARD
Personalidades cualificadas
Emitido el : 12/05/2015 | Representaci贸n : 2010-2015
El informe del CESE de septiembre de 2011 sobre las "Desigualdades en la escuela" (Xavier Nau, opinión e informe n° 2001-09) ya lo denunciaba, la escuela francesa no logra reducir las desigualdades, debidas al origen social o cultural. La ley de refundación de la Escuela de la República, del 8 de julio de 2013, insiste en el carácter inclusivo de la escuela; resulta esencial preocuparse del éxito para todos. Permitir a todos los niños, a todos los jóvenes, convertirse un día en ciudadanos en una democracia, totalmente integrados en la sociedad, este es el desafío que debe superar la escuela.
 
No podíamos abarcar esta cuestión de las desigualdades debidas a los orígenes sociales y culturales, sin escuchar primero lo que dicen los padres socialmente más excluidos. Tienen mucho que decir sobre la escuela y sobre la orientación de sus hijos. A partir de los progresos de los hijos de las familias más desfavorecidas, podremos medir la capacidad de la escuela para lograr el éxito de todos.
 
La educación prioritaria es una de las respuestas aportadas a la lucha contra las desigualdades escolares. No puede ser la única y no garantiza una escuela abierta y comprensible para todos. También se han de seguir otras pistas.
 
La escuela conlleva sus propias fuerzas. Son todas estas personas, estos equipos pedagógicos, estos establecimientos escolares que buscan, crean, innovan, con el fin de no dejar a ningún alumno tirado por el camino. Son muchos y poco conocidos. Abren vías que deberían superar este obstáculo del determinismo social al que se enfrenta la escuela.
 
En el marco de la escolaridad obligatoria (escuela primaria e secundaria), numerosas entrevistas han brindado la oportunidad de escuchar la experiencia de los actores de la escuela que trabajan para el éxito de todos. Estos actores no han desarrollado teorías. Han contado lo que viven con los alumnos. Unos hacen referencia a pedagogías conocidas desde hace muchos años (Freinet, Montessori, pedagogía institucional,…). Otros se inspiran en estas pedagogías y las adaptan a la realidad de su establecimiento. Algunos recurren a experiencias pedagógicas procedentes de otros países y cuyos frutos están probados. Todos investigan y se adaptan a las necesidades de sus alumnos, para intentar que la escuela sea un lugar placentero para aprender, sin abandonar la exigencia del conocimiento.
 
Como la escuela no es el único lugar de educación de los niños y de los jóvenes, era importante escuchar cómo pueden surgir proyectos en colaboración con los barrios y lo que aportan al niño, en un tejido de relaciones en el que sus padres tienen un protagonismo privilegiado.
 
De escuchar todas estas vidas de clases, escuelas, escuelas secundarias y barrios, emergen vías todavía poco exploradas en la escuela francesa. Se revelan benéficas para los alumnos de cualquier nivel escolar, aunque siguen siendo evidentemente perfectibles.